miércoles, 8 de octubre de 2008

Todo compartido

Tuve ganas de crear algo que nos juntara para compartir...
el espacio no es mío...
es tuyo, es de él, de ella, de la señora de la esquina...
de todos

2 comentarios:

Rogger dijo...

muy cierto lo que dices. Eso pensé más de una vez. En verdad, nada es nuestro plenamente, no la pareja, ni ls padres, ni los hijos. Ellos -y nosotros- podemos ser de todos y a la vez de nadie. Visita mi blog, saludoss

Lisilla/Patty dijo...

nada es nuestro, no podemos poner cadenas, me parece a mí...
si nos eligen y elegimos a otros será día a día... es mi idea...