viernes, 26 de febrero de 2010

Hago mías las palabras de Pablo Neruda



Es demasiado ya,
no pueden seguir dañando a nuestros pueblos que sólo tienen sus manos y piernas para vivir...

me lastima que el mundo no llore cuando el pobre muere y me lastima mucho más que camine cuadras enteras cuando muere un rey, o un político, o un personaje popular...

pero cuando uno o cientos de miles de pobres mueren, nadie llora, todos miran a otro sitio,

cuando mueren revolucionarios como estos días en Honduras, o en Venezuela hace unos meses, en mi tierra nadie se entera, porque nadie cuenta cómo son las cosas...

los muertos de Haití se ven, pero son tantos que todos prefieren no verlos...

Soy pacífica, pero en estos casos, me pliego a don Pablo Neruda y hago mías sus palabras:

LOS ENEMIGOS (Pablo Neruda)

Ellos aquí trajeron los fusiles repletos
de pólvora, ellos mandaron el acerbo
exterminio,
ellos aquí encontraron un pueblo que cantaba,
un pueblo por deber y por amor reunido,
y la delgada niña cayó con su bandera,
y el joven sonriente rodó a su lado herido,
y el estupor del pueblo vio caer a los muertos
con furia y con dolor.
Entonces, en el sitio
donde cayeron los asesinados,
bajaron las banderas a empaparse de sangre
para alzarse de nuevo frente a los asesinos.

Por esos muertos, nuestros muertos,
pido castigo.

Para los que de sangre salpicaron la patria,
pido castigo.

Para el verdugo que mandó esta muerte,
pido castigo.

Para el traidor que ascendió sobre el crimen,
pido castigo.

Para el que dio la orden de agonía,
pido castigo.

Para los que defendieron este crimen,
pido castigo.

No quiero que me den la mano
empapada con nuestra sangre.
Pido castigo.
No los quiero de embajadores,
tampoco en su casa tranquilos,
los quiero ver aquí juzgados
en esta plaza, en este sitio.

Quiero castigo.

6 comentarios:

El Drac dijo...

Ah querida amiga Si la poesía fuera arma letal seguramente este poema hubiera a cabado con eso malos seres humanos. hermosísimo. tenemos una revolución pendiente, la revolución de la educación, empezar a cambiarla, que los universitarios hagan prácticas en los diferentes estamentos del estado, que a partir de allí hagan sus tesis para mejorarlos, luego que presten servivios obligatoriamente al estado por dos años. Para que salgan los vividores, los corruptos, los mafiosos; necesitamos manos limpias de gente joven con sueños de una patria libre justa, que piensen en el país antes que en sus vidasd propias; eso sólo lo puede hacer la juventud que no está contamida Un gran abrazo.

Lisilla/Patty dijo...

es cierto, hay que empezar por pensar...
y qué dificil se hace...
pero podremos, no estamos muertos ¿verdad que no?

Taty Cascada dijo...

Neruda, mi Pablo, luchó con las armas del pensamiento, si todos somos semillas, una a una lograremos el milagro...
Un abrazo y un beso.

AABB dijo...

Que hermosa entrada!! por fin, esperaba que publicaras para poder acercarme y agradecerte tus bellas palabras en mi blog, y tus saludos solidarios, comparto tu sentir, com-partido, yo también quiero castigo como dijo el poeta, pero antes hay que construir la patria nueva, el nuevo hombre; poco a poco creo que la conciencia está llegando y abriendo las mentes y los corazones de lo que son, eso ( para mi) es realmente la revolución.

Gracias por tu sentir, eres una persona muy sensible solidaria y no dudo para nada que crítica y admiro la inteligencia y las posiciones fijas, en estos tiempos tan camaleonicos.

Recibe un fuerte abrazo desde Venezuela, eres bienvenida a esta patria que venció y sigue el camino socialista...

Beatriz Bejarano

Adolfo Payés dijo...

También las hago mi mi querida amiga.. que lindo es leerte.. por aquí.

Un beso con el cariño de siempre..

¨Hermoso cuando la poesía es todo en el sentir.. nace con amor la lectura..¨ Payés

Un abrazo
Saludos fraternos..

Que tengas in buen fin de semana..

Rafael dijo...

Hola,hola. Me gusto tu blog, tus escritos me han recordado algo de mi presente. Felicitaciones por tus bellas.